miércoles, 6 de abril de 2011

ELECCIONES Y ORGANIZACIONES VECINALES

Una vez más, están convocadas elecciones para el próximo mes de mayo

Desde la FAV. Aguere, entendemos este hecho como uno de los hitos mas importantes de una sociedad democrática, a través del cual, los ciudadanos elegimos a nuestros representantes políticos que serán los encargados de gestionar la administración pública durante un período de tiempo.

Poo otra parte   la FAV. Aguere  sostiene, que este importante hito de las elecciones y de las votaciones, no es, ó no debe ser el único hito de una sociedad democrática.

Las elecciones y las votaciones, son un hito de democracia representativa.

Esta Federación entiende que una verdadera sociedad democrática debe caracterizarse por ir más allá de la simple representación, por practicar la democracia participativa” y citamos como ejemplo de esa democracia participativa,  la participación ciudadana  en foros, equipos de trabajo…, y los presupuestos participativos.

Para que se desarrolle esta democracia participativa de una manera eficaz, los ciudadanos han de agruparse en distintos colectivos, - cada colectivo con sus fines específicos -, que habrán de ser regidos por equipos de dirigentes que coordinen las distintas iniciativas que desarrollen. Y en muchas ocasiones, en estas iniciativas tendrán como interlocutores a la administración pública por lo que es deseable que queden perfectamente definidos los marcos de relaciones que deben atender ambos interlocutores, de una parte las organizaciones vecinales y de otra parte los políticos en su calidad de administradores públicos.

Desde esta Federación, hacemos un llamamiento conjunto, a las distintas organizaciones vecinales del municipio de La Laguna y a los distintos partidos políticos, para que asuman y respeten estos marcos de relaciones que citamos, a los efectos de que no se produzca una captación de dirigentes vecinales por parte de los partidos políticos.

Entendemos que la reiteración de la situación que denunciamos, solo genera suspicacia entre los vecinos que llegan a asimilar a las organizaciones vecinales como correas de transmisión de los partidos políticos, con el consiguiente deterioro del movimiento vecinal y del tejido social lagunero.

Consideramos que en esta situación, se dan cuestiones de ética y de estética, que deben ser evitadas, de manera recíproca por los dirigentes vecinales y los partidos políticos
Publicar un comentario